Cómo asar y limpiar chiles

    Aprende cómo asar, pelar y desvenar chiles fácilmente para utilizarlos en todo tipo de recetas fáciles: chiles rellenos, rajas y hasta chiles en nogada.


    2 personas hicieron esta receta

    Ingredientes
    Rinde: 1 tanda

    • Chiles poblanos, morrones o anaheim
    • Pinzas
    • Bolsa de plástico o bolsa de papel
    • Servilleta de tela

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 15min  ›  Tiempo extra: 15min reposando  ›  Listo en:30min 

    1. Asar chiles es muy fácil. Los métodos más comunes son: sobre la flama de la hornilla, en el comal o dentro del horno.

      Para asar los chiles directamente sobre la flama de la estufa necesitarás una estufa de gas con hornilla. Para el método del comal necesitarás un comal o sartén antiadherente grande. Para asar en el horno necesitarás un horno convencional, una charola forrada con papel aluminio o papel para hornear y un poco de aceite comestible (opcional).
    2. Sobre la hornilla:

    3. Éste es el método más rápido y sencillo de todos. Se trata de la técnica más adecuada para asar chiles que van a rellenarse, ya que permite que su piel se queme fácil y uniformemente sin que el chile se suavice demasiado.

      Enciende la hornilla a fuego medio y acomoda los chiles directamente sobre la flama con ayuda de unas pinzas. Asa durante aproximadamente 5 minutos, volteando los chiles con las pizas conforme su piel se vaya ampollando, hasta que ésta quede bien quemada.
    4. En el comal:

    5. Calienta un comal o sartén antiadherente a fuego medio y asa los chiles durante aproximadamente 20 minutos, volteando conforme su piel se vaya ampollando, hasta que se queme completamente.
    6. En el horno:

    7. La ventaja de este método es que te permite asar el mayor número chiles a la vez con la menor cantidad de esfuerzo.

      Coloca la charola con los chiles en el horno y asa durante 40 minutos, volteando una vez a la mitad del proceso, hasta que su piel se vea quemada y su cuerpo “desmayado”. Si es necesario, déjalos en el horno unos minutos. Una vez listos los chiles, saca la charola del horno inmediatamente.
    8. ¡A sudar!

    9. Una vez asados los chiles, es importante que los dejes “sudar” durante aproximadamente 15 minutos, de forma que puedas pelarlos fácilmente. Coloca los chiles dentro de una bolsa de plástico o papel, dobla o cierra la bolsa para retener el vapor y envuelve el paquete en una servilleta de tela. Si utilizas una bolsa de plástico, permite que los chiles se enfríen unos minutos para evitar que derritan la bolsa. Otra opción es colocar los chiles dentro de un tazón y taparlo con plástico adherente o un objeto plano.
    10. ¡A limpiar!

    11. Cuando los chiles hayan terminado de sudar, será tiempo de pelarlos y desvenarlos, eliminando completamente las semillas.

      Si piensas rellenar los chiles, haz un corte de abajo hacia arriba, sin llegar a los extremos, y retira las venas y semillas con mucho cuidado de no romper los chiles. Para otro tipo de recetas que no requieren chiles enteros, corta éstos verticalmente de arriba hacia abajo, abre y jala el rabo. Retira las venas y las semillas, y córtalos de acuerdo a las instrucciones de la receta.
    Ver las 12 recetas

    Vistas recientemente

    Evaluaciones y calificaciones
    Calificación global
    (0)

    Evaluaciones en español: (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas
    Ver los 4 recetarios