Cordero con calabacitas y jengibre

    Cordero con calabacitas y jengibre

    3cocineros la guardaron
    40min


    1 persona hizo esta receta

    Añadir bastones gruesos de papa y una generosa cantidad de vegetales verdes, convierte este platillo salteado de cordero magro en una comida sencilla pero deliciosa.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 2 cdtas. de aceite de ajonjolí
    • 1 cda. de jugo de limón
    • 25 g de jengibre fresco, sin piel y picado finamente
    • ¼ de taza (10 g) de hierbabuena picada
    • 350 g de pierna magra de cordero o filete de cuello magro, en rebanadas delgadas
    • 700 g de papitas de Cambray grandes, lavadas
    • ¼ de taza (60 ml) de aceite vegetal
    • 2 calabacitas, rebanadas en diagonal
    • 6 cebollines, rebanados en diagonal
    • 1 taza (150 g) de chícharos frescos o congelados, descongelados
    • 1 cda. de salsa de soya baja en sal
    • ⅓ de taza (80 ml) de concentrado de caldo de vegetales bajo en sal, diluido, o casero (págs. 28–29)
    • 2 cdtas. de miel

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 15min  ›  Cocción: 25min  ›  Listo en:40min 

    1. Mezcla con un batidor el aceite de ajonjolí, el jugo de limón, la mitad del jengibre y 1 cucharada de hierbabuena picada en un plato poco profundo. Añade el cordero y revuelve bien; tapa y deja marinar.
    2. Coloca las papitas en una cacerola grande y vierte suficiente agua hirviendo para cubrirlas. Deja que vuelve a soltar el hervor, cubre parcialmente con una tapa y deja cocer 12 minutos o hasta que se sientan suaves al introducir la punta de un cuchillo. Escúrrelas y reserva hasta que estén lo suficientemente frías para manipularlas. Córtalas en rebanadas de poco más de 5 mm de grueso y luego en bastones. Colócalas en un tazón, rocía con 1 cucharada de aceite vegetal y mezcla suavemente para cubrirlas (esto evitará que se peguen entre sí al freírlas).
    3. Calienta 1 cucharada del aceite restante en un wok o sartén grande. Cuando esté caliente, agrega el cordero y saltéalo a fuego alto durante 1 minuto o hasta que esté dorado, pero poco cocido. Retíralo rápidamente y resérvalo.
    4. Vierte el resto del aceite en el wok y, cuando esté caliente, añade las calabacitas. Saltéalas 1 minuto y agrega los bastones de papa. Cocina 3 ó 4 minutos, sin dejar de mover, cuidando de que las papas no se desbaraten. Incorpora los cebollines y cocina 1 minuto más, sin dejar de mover.
    5. Baja el fuego a medio y añade los chícharos, la salsa de soya, el caldo, la miel y el resto del jengibre. Regresa el cordero, con todo y tu jugo. Saltéalo 2 ó 3 minutos, o hasta que el líquido burbujee y todo esté suave y caliente. Sazona al gusto, espolvorea encima el resto de la hierbabuena picada y sirve.

    OTRAS IDEAS

    • Para un salteado de cerdo y pera, emplea 350 g de filete magro de cerdo. En lugar de las calabacitas, corta en cuatro partes 2 peras maduras, pero firmes, de preferencia rojas; rebánalas y añádelas después de las papas, al mismo tiempo que los cebollines. * • Para un salteado vegetariano, sustituye el cordero por 350 g de tofu firme (de preferencia ahumado), cortado en cubitos. Marínalo en una mezcla de 2 cucharaditas de aceite de ajonjolí, 1 cucharada de salsa de soya baja en sal, 1 cucharada de mirin (vino de arroz) o jerez, 1 diente de ajo triturado y 1 cucharada de jengibre fresco picado finamente.

    TIP

    • Si tienes tiempo, coloca a marinar el cordero de 2 a 3 horas, para intensificar tu sabor.

    CADA PORCIÓN

    4 porciones de vegetales

    Vistas recientemente

    Evaluaciones (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas