Ensalada trevisano de radicchio y alcachofas

    Ensalada trevisano de radicchio y alcachofas

    1cocinero la guardó
    25min


    Sé el primero en hacer esta receta

    Utiliza alcachofas frescas para preparar esta ensalada llena de color, cuyos sabor se acentúa gracias a las hierbas y al queso pecorino romano.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 4 alcachofas chicas
    • 1 diente de ajo
    • 1/4 de manojo de perejil
    • 3 ramas de hierbabuena
    • 4 cucharadas de aceite de oliva
    • 100 ml de vino blanco seco
    • Sal
    • Pimienta negra quebrada
    • 2 cucharadas de vinagre balsámico
    • 2 lechugas radicchio
    • 80 g de queso tipo pecorino en trozo

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 25min  ›  Listo en:25min 

    1. Limpia las alcachofas y, al mismo tiempo, corta las puntas de las hojas hasta la parte suave; luego quita del centro las partes duras y fibrosas. Parte las alcachofas en ocho. Pela el diente de ajo y córtalo en rebanadas finitas. Lava las hierbas, sécalas y pícalas finamente.
    2. Calienta en un sartén con tapa el aceita de oliva. Pon a freír las alcachofas con el ajo, moviendo constantemente por 5 minutos. Agrega el vino blanco, sazona con sal y pimienta. Tapa el sartén y deja cocer de 5 a 8 minutos, hasta que las alcachofas estén en su punto.
    3. Retira el sartén de la estufa, saca las alcachofas y déjalas enfriar sobre un plato. Agrega el vinagre balsámico y mezcla. Lava y limpia la lechuga radicchio, rebana en partes más o menos grandes. Mezcla con las alcachofas.
    4. Corta el queso tipo pecorino en rebanadas muy delgadas. Coloca las alcachofas sobre la lechuga y cubre con abundantes rebanadas de queso. Sirve la ensalada combinándola con panecitos tostados estilo toscano.

    Para limpiar las alcachofas

    1 Primero quita con cuidado cada una de las puntas de los tallos. Luego, pela el resto de los tallos. * 2 Corta por la parte superior las hojas de alcachofa con unas tijeras. Retira por completo las hojas delgadas como pergamino, desde el centro. * 3 Retira la parte fibrosa del centro con una cucharita. Lava de tal forma que se puedan retirar los restos fibrosos.

    Vistas recientemente

    Evaluaciones (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas