Estofado de col con manzana y alcaravea

    Estofado de col con manzana y alcaravea

    ¡Guarda esta receta!
    30min


    Sé el primero en hacer esta receta

    Los elementos fitoquímicos protectores que contiene la col son especialmente eficaces contra afecciones hormonales, como el cáncer de mama.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 2 cucharadas de aceite vegetal
    • 1 cebolla pequeña, finamente picada
    • 3/4 de cucharadita de semillas de alcaravea
    • 500 g de col verde, sin corazón y cortada en rebanadas delgadas (unas 6 tazas)
    • 1 cucharada de vinagre de arroz o de vinagre de sidra
    • 1/2 cucharadita de sal
    • 2 manzanas rojas pequeñas y crujientes, sin corazón, cortadas en cubos
    • 1 cucharadita de miel
    • 2 cucharadas de nueces de Castilla, picadas y tostadas (opcional)

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 15min  ›  Cocción: 15min  ›  Listo en:30min 

    1. Calienta el aceite en una sartén antiadherente grande a fuego medio. Añada la cebolla y las semillas de alcaravea. Sofríe hasta que la cebolla se suavice, alrededor de 5 minutos.
    2. Mezcla la col, el vinagre y la sal. Tape. Cocine hasta que la col casi se marchite, unos 4 minutos. Destape. Sube la flama a alta. Añade la manzana y la miel. Cocina, sin dejar de mover, hasta que la manzana esté un poco crujiente y casi todo el líquido se haya evaporado, de 4 a 6 minutos. Pasa a una ensaladera. Adorna con las nueces si las tienes; sirve.

    Consejo útil

    Un secreto para sofreír o saltear con éxito: calienta muy bien el wok o la sartén antes de añadir el aceite. Esto evita que la comida se pegue. Sofríe las verduras poco a poco, en vez de vaciarlas todas de una vez en la cacerola: si se amontonan, empezarán a cocerse y perderán la textura crujiente característica del salteado.

    Ideas frescas

    Casi todas las manzanas son apropiadas tanto para cocerse como para ingerirse, pero hay variedades que funcionan mejor que otras en algunas recetas. Por lo general, las idóneas para cocción, como las Granny Smith y las Braeburn, son más firmes y ácidas: resisten más tiempo de cocción sin deshacerse. Esto es importante si se van a hornear las manzanas o a usarse en tartas, pero no tanto si se añadirán a un salteado rápido.

    Vistas recientemente

    Evaluaciones (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas