Estofado de pollo con calabazas y alubias

    Estofado de pollo con calabazas y alubias

    5cocineros la guardaron
    1hora15min


    Sé el primero en hacer esta receta

    Este satisfactorio y reanimante platillo para clima frío es rico en folato, fibra y sabor. El pollo queda bastante suave y jugoso gracias a la cocción lenta dentro del horno.

    Ingredientes
    Porciones: 6 

    • 1 cucharada de aceite de oliva
    • 1.5 kg de piezas de pollo
    • 1/2 cucharadita de sal
    • 1/4 de cucharadita de pimienta negra
    • 1 cebolla mediana, cortada en trozos grandes
    • 4 dientes de ajo, pelados y partidos a la mitad
    • 1 taza (250 ml) de vino blanco
    • 2 cucharadas de puré de tomate
    • 2 hojas de laurel
    • 1/2 cucharadita de tomillo seco
    • 1 lata (420 g) de alubias (butter o cannellini), enjuagadas y escurridas
    • 750 g de calabaza, sin semillas, pelada y cortada en piezas de 5 cm

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 15min  ›  Cocción: 1hora  ›  Listo en:1hora15min 

    1. Precalienta el horno a 180 °C. Calienta el aceite a fuego alto en una cacerola grande. Sazona el pollo con la mitad de la sal y toda la pimienta. Dora el pollo por tandas en la cacerola, unos 6 minutos. Pásalo a un platón.
    2. Baja el calor a fuego medio. Coloca la cebolla y el ajo en la cacerola. Sofríelos unos 3 minutos, hasta que se suavicen ligeramente. Añade el vino y raspa los residuos dorados pegados en el fondo. Integra el puré de tomate, las hojas de laurel, el tomillo y la sal restante. Agrega el pollo. Hiérvelo con la cacerola tapada, hasta que se cueza.
    3. Hornea durante 20 minutos. Añade los frijoles y la calabaza y tapa. Hornea hasta que el pollo y la calabaza estén suaves, de 20 a 30 minutos. Retira las hojas de laurel y sirve.

    Consejo útil

    Para reducir a la mitad la cantidad de grasa saturada en estos platillos, quita la piel de las piezas de pollo después de cocerlas y deséchela. Para eliminar más grasa del guiso, refrigérelo toda la noche y, al día siguiente, con una pala retire la grasa solidificada. Vuelve a calentar el guiso y sírvelo con verduras.

    Vistas recientemente

    Evaluaciones (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas