Hierbas silvestres con semillas de calabaza

    Hierbas silvestres con semillas de calabaza

    ¡Guarda esta receta!
    25min


    Sé el primero en hacer esta receta

    Hierbas silvestres, semillas de calabaza y huevos de codorniz bañados en una vinagreta con jugo limón y vinagre de frambuesa.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 12 huevos de codorniz
    • 250 g de hierbas silvestre mezcladas (berros, acedera, diente de león, roqueta y pimpinela)
    • 8–12 pétalos de berros
    • 1 cebolla morada
    • 30 g de semillas de calabaza peladas
    • Vinagreta
    • 3 cucharadas de aceite de semillas de calabaza
    • 2 cucharadas de jugo de limón
    • 1 cucharada sopera de vinagre de frambuesa

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 25min  ›  Listo en:25min 

    1. Coloca en una cacerola con agua fría los huevos de codorniz y cuécelos de 4 a 5 minutos. Retira el agua caliente y pásalos por el chorro de agua fría. Déjalos enfriar. Mientras tanto, lava las hierbas silvestres y quítales tanto los tallos como los pétalos dañados. Seca las hierbas y luego píqcalas en forma gruesa.
    2. Separa del tallo los pétalos de los berros y, si es necesario, límpialos con un trapo. Lava la cebolla y córtala en tiritas. En un sartén, tuesta sin aceite las semillas de calabaza. Una vez que despidan un olor agradable y adquieran un color café dorado, retíralas de inmediato del sartén y déjalas enfriar sobre un plato.
    3. Coloca las hierbas silvestres sobre un platón para servir y esparce la cebolla sobre ellas. Pela los huevos de codorniz y pártelos en mitades. Luego adorna la ensalada de hierbas silvestres con las mitades de los huevos y los pétalos de los berros.
    4. Para la vinagreta, mezcla con un batidor de alambre el aceite de semillas de calabaza, el jugo de limón y el vinagre de frambuesa; sazona con sal y pimienta.
    5. Añade con cuidado la vinagreta a la ensalada. Luego esparce sobre la ensalada las semillas de calabaza tostadas y sirva. Combina a la perfección con pan tostado a la mantequilla o con una baguette fresca.

    Sugerencia especial:

    El aceite de semilla de calabaza es rico en ácidos grasos que fomentan la salud. Para conservar estas cualidades, conviene guardar el aceite en un lugar oscuro y fresco, y comprar únicamente una cantidad de aceite limitada.

    Huevos de codorniz

    Tienen un cascarón de color amarillo ocre con manchas de color café a negro. Su peso corresponde a la quinta parte de uno de gallina. Cocidos suaves o duros, pero también estrellados, son una exquisitez. Con los huevos de codorniz se puede adornar muy bien una ensalada de lechuga. Los huevos se cuecen suaves en dos minutos, como cera suave en 3–4 minutos y duros en 4–5 minutos.

    Hierbas silvestres con verduras del jardín

    Prepara las hierbas silvestres de igual modo que en la receta principal. Lava, pela y ralla dos zanahorias. Parte en mitades 8 jitomates cherry luego de haberlos lavado. Ahora lava y corta en tiras delgaditas una calabacita. Prepara las verduras sobre la ensalada. Mezcla en un recipiente con un batidor de alambre 2 cucharadas soperas de jugo de limón, 1 cucharada sopera de vinagre de vino blanco, 3 cucharadas de aceite de olivo, una pizca de mostaza, una pizca de azúcar, sal y pimienta negra. Lave 1/2 manojo de eneldo fresco, 1/2 manojo de perejil y de cebollines; pica finamente los primeros y corte en rodajas finas los últimos. Agrega estas hierbas a la vinagreta, mezcle, añade con cuidado a la ensalada y sirva.

    Vistas recientemente

    Evaluaciones (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas