Pan tostado con sardinas y pimientos

    Pan tostado con sardinas y pimientos

    3cocineros la guardaron
    10min


    1 persona hizo esta receta

    Una receta que no requiere cocción es ideal para una comida cuando no se tiene el suficiente tiempo. No olvides incluir los huesos de sardina en la mezcla, pues además de ser suaves y molerse fácilmente, aportan calcio. Los vegetales crudos son muy nutritivos y te ayudarán a mantenerte activo durante el día. Termina con fruta fresca.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 2 latas de 105 g de sardinas en agua, escurridas
    • 2 tallos de apio, picados finamente
    • 1 pimiento rojo, sin semillas y picado finamente
    • 1 cebolla morada, rebanada finamente
    • 1⁄4 de taza (70 g) de pasta de tomate
    • 1⁄4 de taza (60 ml) de jugo de limón
    • Una pizca de sal de apio
    • 4 rebanadas gruesas de pan integral o multigrano
    • 75 g de hojas de berros

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 10min  ›  Listo en:10min 

    1. Con un tenedor, desbarata suavemente las sardinas en un tazón. Añade el apio picado, el pimiento rojo, la cebolla, la pasta de tomate y el jugo de limón a las sardinas. Sazona con un poco de sal de apio y pimienta negra recién molida.
    2. Tuesta ligeramente las rebanadas de pan por ambos lados, hasta que doren. Distribuye las hojas de berro entre las rebanadas y coloca la mezcla de sardinas encima. Sirve inmediatamente.

    TIP

    • Al comprar berros, siempre compra más de los necesarios, pues deberás cortar los tallos y elegir las hojas que deseas usar. Si los berros se marchitan, refresca las hojas elegidas en un tazón con agua fría; escúrrelas bien.

    OTRAS IDEAS

    • El atún enlatado en agua es un excelente sustituto para las sardinas. * • Si prefieres los pimientos cocidos, ásalos primero. Córtalos a la mitad y quítales las semillas; ásalos, con la parte cortada hacia abajo, unos 5 minutos, hasta que la piel se ponga negra. Enfríalos, quítales la piel y pícalos finamente.

    Vistas recientemente

    Evaluaciones (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas