Panecillos a la florentina

    Panecillos a la florentina

    12cocineros la guardaron
    30min


    Sé el primero en hacer esta receta

    Estos panecillos tostados, coronados con espinacas cocidas y huevos escalfados, y cubiertos con una salsa de jocoque y cebollín, son un desayuno, comida o cena de lujo.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 1 cda. de aceite vegetal
    • 800 g de hojas de espinacas baby
    • 4 huevos
    • 1 cdita. de vinagre de vino blanco
    • 4 panecillos integrales tipo inglés, a la mitad
    • 8 cebollines (opcional)
    • Salsa de jocoque y cebollín
    • 2 yemas de huevo
    • 1 cdta. de mostaza tipo Dijon
    • 1⁄2 taza (130 g) de jocoque
    • 8 cebollines, picados

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 10min  ›  Cocción: 20min  ›  Listo en:30min 

    1. Primero prepare la salsa. Bata las yemas, la mostaza y el jocoque en un tazón refractario sobre una cacerola grande con agua hirviendo (no deje que el tazón toque el agua) durante 10 minutos, hasta que espese; retire del fuego. Añada el cebollín y sazone al gusto. Tape el tazón para conservar caliente la salsa.
    2. Caliente el aceite en un sartén, agregue las espinacas y saltéelas a fuego medio 2 ó 3 minutos, hasta que se reduzcan. Escúrralas en un colador, presionándolas para eliminar el exceso de agua. Sazone al gusto y tápelas.
    3. Para escalfar los huevos, llene un sartén con un tercio de agua. Añada el vinagre y una pizca de sal, y caliente hasta que hierva. Rompa con cuidado los huevos, uno por uno, y cuézalos a fuego lento durante 2 ó 3 minutos, vertiendo agua caliente sobre las yemas con una cuchara casi al final de la cocción. Mientras, tueste los panecillos. Con una espátula o una espumadera, saque los huevos del agua, uno por uno, y escúrralos sobre una toalla de papel.
    4. Reparta las espinacas entre las bases de los panecillos, coloque encima un huevo escalfado y sirva la salsa caliente. Adorne con el cebollín entero, si lo desea, añada pimienta y coloque el resto de las mitades de los panecillos al lado.

    TIP

    • La salsa de yogur y cebollín es una versión más baja en grasa que la salsa holandesa tradicional. En algunos supermercados puede comprar salsa holandesa ya preparada en frascos, pero recuerde que es alta en grasa y calorías, así que sólo use 2 cucharadas por porción.

    Vistas recientemente

    Evaluaciones (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas