Bollos de harina integral de calabaza con miel

    Bollos de harina integral de calabaza con miel

    9cocineros la guardaron
    3horas12min


    Sé el primero en hacer esta receta

    La harina integral y el puré de calabaza añaden vitaminas antioxidantes y fibra a estos bollos, haciéndolos bastante saludables.

    Ingredientes
    Rinde: 24 rollos

    • 1 bolsita (7 g) de levadura activa seca
    • 1/2 taza (125 ml) de agua tibia
    • 1/4 de taza (90 g) de miel
    • 1 2/3 tazas (430 g) de puré de calabaza cocida
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • 4 1/4 tazas (600 g) de harina blanca
    • 1 taza (140 g) de harina integral
    • 2 cucharaditas de sal
    • 1 1/2 tazas (220 g) de semillas de calabaza, sin sal, sin cáscara y ligeramente tostadas

    Agregar a mi lista de compras
    Una lista de compras para imprimir, guardar en tu teléfono o enviar por correo.
    Ver lista de compras

    Modo de preparación
    Preparación: 30min  ›  Cocción: 12min  ›  Tiempo extra: 2horas30min leudando  ›  Listo en:3horas12min 

    1. Espolvorea la levadura en el agua tibia en un tazón grande. Deja que se forme espuma, 5 minutos. Añade la miel; mueve hasta disolverla. Mezcla la calabaza y el aceite. Mezcla la harina blanca, la harina integral y la sal para formar una masa.
    2. Coloca la masa en una superficie ligeramente enharinada. Amasa hasta que se vuelva suave y elástica, uno 10 minutos, añadiendo la harina necesaria para prevenir que se pegue. Prepara las semillas de calabaza. Coloca la masa en un tazón ligeramente engrasado. Vuelve a recubrir. Envuelve la masa con un plástico. Deja que suba en un lugar tibio, hasta que duplique su tamaño, alrededor de 1 hora 30 minutos.
    3. Forra 2 charolas para hornear con papel aluminio. Extiende la masa y forma 24 bollos del mismo tamaño. Colócalos en las bandejas para hornear ya preparadas. Cubre con plástico. Deja que se esponjen, hasta que dupliquen su volumen, en un lugar tibio, alrededor de 1 hora.
    4. Precalienta el horno a 200°C. Destapa los bollos. Hornea hasta que se inflen y se doren, y suenen huecos al darles golpecitos, alrededor de 12 minutos. Sírvelos calientes.

    ideas frescas

    Algunos cocineros prefieren la levadura fresca en lugar de seca; al final, hay una pequeña diferencia en los resultados obtenidos. La variedad seca es casi el doble de concentrada que la fresca. Cualquiera que escojas, recuerda que la levadura es un organismo vivo. Prosperará entre 32 °C y 46 °C y morirá a temperaturas arriba de 60 °C.

    Vistas recientemente

    Evaluaciones (0)

    Evalúa esta receta

    Dale una calificación con estrellas