La rutina del desayuno

Por: Allrecipes  |  Foto de: CC♥'s2bake
La rutina del desayuno
1 de 1
<
>
Ocho ideas para un desayuno saludable.

Por algo se le llama el alimento más importante del día.

El desayuno no es sólo la primera comida y bebida que tu cuerpo recibe en más de 8 horas. Diversos estudios han descubierto que lo que comes por la mañana influye en lo que comes el resto del día.

La gente que desayuna tiene muchas menos posibilidades de engordar y de desarrollar diabetes que quienes no lo hacen.

El consejo más importante que podemos darte es que desayunes todos los días. Sin excepción. Esta acción por sí misma puede marcar una enorme y positiva diferencia en tu salud. Un café o un pan no es un alimento. La clave está elegir alimentos energéticos y vigorizantes para la salud.

1. Sé consistente con tus porciones. Para la mayoría de la gente el desayuno perfecto tiene tres componentes: una porción de carbohidratos integrales, una porción de lácteos y una porción de fruta. Juntos, estos componentes suman aproximadamente 300 calorías. Una porción de proteína (p. ej. un trozo de carne o un huevo) no es necesaria pero aceptable, siempre y cuando no aporte demasiada grasa o calorías a la mezcla. Aquí te presentamos unas cuantas combinaciones basadas en esta fórmula:

  • Un plato de cereal alto en fibra, fresas y leche light.

  • Una barra de granola, una manzana y un vaso de leche fría.

  • Una taza de yogurt sin grasa con moras azules y una rebanada de pan integral tostado con un poco de mermelada de fruta.

  • Un mini baguel con un poco de queso crema y mermelada, un durazno y una taza de yogurt.

  • Un huevo revuelto, un bisquet integral, ensalada de fruta fresca y una taza de leche light.

  • Un muffin bajo en grasa, una rebanada de melón y una taza de café con leche light.
  • 2. Cómete un plato de arroz integral con miel. Vélo como una alternativa al cereal comercial. El arroz integral contiene mucha vitamina B (llena de energía) y bastante fibra. Cocina el arroz la noche anterior y por la mañana colócalo en un plato hondo con una cucharadita de miel, un puño de uvas pasas, una manzana picada y una pizca de canela molida. El resultado será delicioso. ¿No te gusta el arroz? Cocina otro tipo de granos: avena, amaranto, centeno, cebada o quinoa.
    3. Tómate un licuado de frutas. Simplemente licúa una taza de fresas con un plátano, una porción de proteína en polvo y una taza de hielo picado. El resultado será un desayuno saludable, rápido y lleno de antioxidantes. Agrega una taza de yogurt natural para darle una buena dosis de calcio. Lo mejor: después de desayunar habrás consumido tu porción de fruta del día.
    4. Utiliza huevos orgánicos. No son mucho más caros que los huevos regulares, sin embargo contienen más ácidos grasos omega 3, los cuales te ofrecen bastantes beneficios, tanto para tu salud mental (reduciendo el riesgo de depresión) como para tu corazón (reduciendo el riesgo de arterioesclerosis y la fibrilación auricular), de acuerdo con el Dr. Fred Pescatore, autor de La dieta Hamptons.
    5. Espolvorea una cucharada de linaza molida. Puedes hacerlo sobre el cereal, sobre el yogurt, sobre el licuado o sobre los huevos. Junto con los huevos orgánicos, la linaza es una de las mejores fuentes de ácidos grasos omega 3.
    6. Desayuna tu almuerzo. En lugar de mantequilla o queso crema, agrega a tu pan tostado integral 2 cucharadas de atún aderezado con mayonesa light. El atún es una fuente importante de ácidos grasos omega 3 y una excelente fuente de proteína llena de energía. Si te gusta la variedad, sustituye el atún por salmón ahumado.
    Tip proporcionado por:
    Allrecipes

      Evaluaciones y comentarios

    Comparte tus ideas. Agrega un comentario o evaluación.Haz click para agregar emoticones.

    ¿Cómo lo calificalificarías?

    No muy buena Excelente
    ¿Qué tan difícil fue de preparar?

    Historial

    Recetas consultadas recientemente


    Mis búsquedas recientes


    Recetas relacionadas